RSS

LA SEXUALIDAD EN LAS PERSONAS MAYORES: LAS DISFUNCIONES SEXUALES (2º parte)

CAMBIOS EN LA RESPUESTA SEXUAL DEL HOMBRE

Aunque existan numerosos cambios en la capacidad sexual de los varones al avanzar los años, no existe una situación que pueda definirse claramente como climaterio o andropausia, por la continuidad fisiológica de la producción de espermatozoides hasta el final de la vida.

 

Los cambios que se producen son:

 

a) La producción de testosterona comienza a disminuir de manera imperceptible para ir aumentando con el paso de los años, pero no desaparece nunca del todo.

b) La producción de esperma comienza a disminuir paulatinamente y tampoco desaparece del todo.

c) En cuanto a la fertilidad masculina, las investigaciones del National Institute of Aging norteamericano demuestran que el semen de los hombres mayores contiene el mismo número de espermatozoides que el de los jóvenes, aunque predominan en aquellos los espermatozoides inmaduros.

d) La erección, la turgencia del pene disminuye y es menos fuerte y firme.

e) La erección se hace más lenta y necesita mayores estímulos fisiológicos.

f) La estimulación psíquica puede tener menos probabilidades de provocar la erección.

g) Se hace necesario el contacto directo sobre el pene.

h) Cambia el tiempo durante el cual se puede conservar la erección: se tarda más en lograrla aunque se mantiene luego más tiempo.

i) La erección, una vez perdida, necesita más tiempo de descanso para volver a recuperarse (periodo refractario), llegando a ser de varios días en algunas personas.

j) Algunos hombres echan de menos aquella sensación fisiológica de necesidad y urgencia de épocas anteriores.

k) Los testículos cambian de apariencia con la edad, haciéndose más pequeños y menos firmes.

l) La elevación de los testículos es menor que en años anteriores.

m) La elevación se realiza de una manera más lenta y son necesarios los estímulos directos y mayor en número sobre la raíz del pene.

n) Disminuye el número de erecciones nocturnas.

ñ) Durante el coito se puede perder la sensación de que la eyaculación es inevitable, llegando ésta sin aviso previo, y entonces es menos fuerte y el líquido preeyaculatorio, el volumen del esperma y el número total de espermatozoides disminuyen. La excitación tras el orgasmo disminuye rápidamente.

 

A partir de los 55 años aproximadamente si no se mantienen actividades sexuales durante un período prolongado (2 ó más años) aparecen dificultades posteriores de más difícil resolución.

CAMBIOS EN LA RESPUESTA SEXUAL DE LA MUJER

 

En el caso de las mujeres, es importante distinguir entre el propio proceso de envejecimiento, los cambios hormonales durante y después de la menopausia, así como los de alguna enfermedad, discapacidad o dificultad que pueda influir sobre la práctica de la sexualidad. Los problemas sexuales no son una consecuencia inevitable del envejecimiento. Las mujeres sufren cambios en su cuerpo a lo largo de toda su vida: la primera menstruación, posibles embarazos y más tarde la menopausia.

Por eso, se deben adaptar a ella como un acontecimiento o etapa más en la vida.

Según BROWN DORESS y LASKIN SIEGAL (1993) los cambios más significativos en la respuesta sexual de la mujer son:

a) Aparece la menopausia o climaterio, es un proceso cuyo núcleo central es el cese de la producción cíclica de óvulos, aunque es más evidente el cese de las menstruaciones periódicas.

b) La disminución de estrógenos.

c) La disminución del tamaño de la vagina; tiene lugar en ella una pequeña atrofia que la hace más corta y estrecha.

d) La elasticidad de la vagina es menor.

e) Las paredes de la vagina se vuelven más delgadas.

f) La vagina se vuelve más vulnerable a irritaciones, lesiones e infecciones, ya que el moco es de menor acidez y se reduce su cantidad.

g) En un pequeño número de mujeres mayores las paredes vaginales sangran después del coito.

h) En las mujeres de esta edad con pocas relaciones coitales, la abertura vaginal puede contraerse hasta el punto de imposibilitar la penetración.

i) Menor lubricación vaginal.

j) Cuando existe atrofia de la vulva puede producirse dificultad en la penetración.

k) Los labios que abren la vagina se vuelven más delgados. Estos se empiezan a atrofiar y se retraen ligeramente, lo mismo que el pubis.

l) El vello púbico comienza a desaparecer.

m) Disminución general en la congestión genital durante la respuesta sexual.

n) No se sabe nada sobre la existencia de un posible descenso de la sensibilidad del clítoris. Parece por todos los estudios realizados que dicha sensibilidad es la misma que a otras edades.

ñ) El clítoris se reduce ligeramente, haciéndose más fácilmente irritable.

o) La excitación sexual se hace más lenta.

p) Disminución de la intensidad y frecuencia en las contracciones producidas por el orgasmo.

 

DISFUNCIONES SEXUALES FEMENINAS Y MASCULINAS MÁS FRECUENTE EN LA VEJEZ

 

Las disfunciones sexuales son el conjunto de trastornos en los que causas psicológicas o fisiológicas dificultan al sujeto disfrutar satisfactoriamente de las relaciones sexuales.

LA IMPOTENCIA SEXUAL

 

La impotencia sexual se caracteriza por la imposibilidad de alcanzar o mantener una erección del pene como para llevar a cabo la penetración y realizar el coito.

Según el grado de impotencia ésta puede ser:

  • Total o Primaria: cuando la falta de erección es completa.
  • Parcial: cuando se produce una cierta erección, pero no suficiente para realizar el coito.

La impotencia primaria y total es muy rara y parece estar relacionada con causas orgánicas. Sin embargo, en el 80 ó 90% de los casos, la impotencia se debe a causas psicológicas.

Las causas más frecuentes de la impotencia sexual son:

  • Orgánicas: las deficiencias hormonales, factores de tipo vascular, lesiones neurológicas (médula espinal), lesiones en el pene o en los testículos. También es algo normal que la impotencia sea producto de alguna enfermedad como la hipertensión, arteriosclerosis, diabetes mellitus, hipogonadismo o esclerosis múltiple. Por todo ello, es bastante normal que la impotencia aparezca con una mayor probabilidad en personas de edad avanzada.
  • Psicológicas: la ansiedad y la preocupación excesiva por conseguir una erección adecuada suelen ser las causas psicológicas más frecuentes que producen impotencia.

 

También puede haber miedo o fobia sexual específica ante los genitales femeninos, ante el cuerpo de la mujer desnudo, miedo a dejar embarazada a la mujer o a enfermedades de transmisión sexual. También se puede dar la incapacidad de abandonarse a sus propios sentimientos eróticos.

 

En este sentido, una educación sexual inadecuada o la falta de información al respecto, es lo que pone la base para estas experiencias. Esta información incorrecta o ignorancia sobre el tema, es bastante común en nuestros mayores.

 

LA EYACULACIÓN RETARDADA Y LA FALTA DE EYACULACIÓN

 

Este trastorno de eyaculación es el más frecuente en la persona mayor, ya que para éste, con el paso del tiempo, es necesaria una mayor estimulación en la relación sexual. Otras alteraciones que se dan en edades avanzadas es la falta de eyaculación, que es la ausencia de expulsión de esperma, y también la eyaculación retrógrada, en la cual se da una obstrucción de la expulsión y no sale al exterior.

Las causas de estas alteraciones suelen ser:

  • Orgánicas. Se deben a lesiones del sistema genitourinario, lesiones en el ganglio simpático lumbar, lesiones de las vías nerviosas vegetativas que llegan al pene, diabetes y problemas de acción de algunos fármacos.
  • Psicológicas. Educación sexual inadecuada, experiencias traumáticas, hostilidad hacia la pareja, miedo al embarazo o a perder el control en la relación sexual, adopción del rol de “espectador”.

 

FALTA DE DESEO SEXUAL O DESEO SEXUAL INHIBIDO. (DSI)

 

El DSI se refiere a aquellas personas que no tienen apetito sexual o no se sienten atraídas por el sexo. Este desinterés por el sexo hace que el sujeto no busque la gratificación sexual, aunque se encuentre disponible.

El DSI aparece en una mayor proporción en las mujeres. Siendo bastante más probable que aparezca en personas de edad, por aquello de que está mal visto por la sociedad expresar sus necesidades sexuales.

 

VAGINISMO

 

El vaginismo es la contracción automática del tercio inferior de la vagina ante cualquier estimulación (entre ellas el contacto con el pene), reduciendo así la abertura vaginal.

En función de la intensidad de este reflejo y del grado de abertura de la vagina, puede verse afectada la penetración del pene y en consecuencia la posibilidad de realizar el coito.

Se estima que el vaginismo se da con una probabilidad entre el 10 y el 19% en la mujer.

 

COITO DOLOROSO EN LA MUJER

 

Es la aparición de dolor durante el coito, bien al principio, a lo largo o al final del acto sexual. El dolor puede ser en la parte externa, interna, en la región pélvica y en el abdomen. Su frecuencia en la población es de un 1 – 2%.

 

Se estima que en el 60 -70% de los casos, el problema del coito doloroso o dispareunia, se debe a causas psicológicas. También se consideran causas orgánicas como: deformaciones o trastornos de la vagina, del útero, de las trompas de Falopio o de los ovarios. Al igual que se puede deber a infecciones vaginales o del clítoris, enfermedades de la uretra y del ano, malformaciones o cicatrices, enfermedades de la pelvis, o incluso enfermedades más generales.

 

También puede influir cualquier estado físico que origine escasa lubricación o fármacos que afecten a éste.

 

COITO DOLOROSO EN EL HOMBRE

 

Su incidencia es muy escasa. Se refiere a dolor en la eyaculación, bien centrado en el pene, bien en los testículos o en los órganos internos. Lo más habitual es que se deba a infecciones en la uretra, vesículas seminales, glándula prostática o incluso de la vejiga urinaria.

 

FALTA DE ORGASMO O ANORGASMIA

 

La anorgasmia se refiere a la mujer que tiene dificultades para conseguir el orgasmo. Se distinguen los siguientes tipos:

  • Anorgasmia primaria: Que no ha conseguido nunca tener un orgasmo.
  • Anorgasmia secundaria: Que ha tenido alguna vez orgasmos, aunque ahora no puede tenerlos.
  • Anorgasmia situacional: Mujeres que son incapaces de alcanzar el orgasmo en determinadas situaciones o condiciones.

 

Isabel CarrascoIsabel es licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y tiene un master en Psicología Clínica en Cinteco. Forma parte del Departamento para Niños y Mayores.

Comments are closed.


© 2005-2014 Cinteco | Lagasca 16, 1º dcha. 28001 Madrid. Tel. 91 431 21 45. Fax 91 575 40 07
| Contacto | Política de Privacidad |