Reflexiones sobre la Sesión Clínica de Septiembre 2015

En la Sesión Clínica de ayer se plantearon interesantes reflexiones sobre las habilidades del terapeuta para afrontar las dificultades específicas en el manejo de la intervención clínica con adolescentes, destacaría entre ellas:

  • La conveniencia de contemplar al adolescente desde su marco evolutivo y los diferentes cambios que se producen en el mismo.
  • La creación de un espacio de seguridad en la consulta que fomente la confianza.
  • La posición del terapeuta como figura de autoridad diferente a la que puedan representar hasta ahora los padres y los educadores.
  • El establecimiento de una relación profesional que evite el rol de “colegas.”
  • Escuchar “sin juzgar.”
  • Potenciar aspectos motivacionales que permitan hacer “equipo” con ellos.
  • Marcado manejo de la confidencialidad e imparcialidad en la mediación entre los padres y el adolescente.
  • Destacar la utilidad del proceso terapéutico.
  • Facilitar que identifiquen la dimensión de sus problemas desde la autonomía.
  • El manejo del humor como técnica de reconstrucción cognitiva siempre que resulte oportuno,
  • El conocimiento del mundo del adolescente como marco.
  • Conseguir un tono ameno durante las sesiones.
  • Y un largo etcétera.

Como siempre, una productiva sesión y una puesta en común de opiniones y experiencias que, sin duda, nos hacen mejores en nuestro trabajo. Gracias a todos los participantes y hasta la próxima.

Deja una respuesta