Enuresis: Evaluación e Intervención

1. DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN DE LA ENURESIS

 

Enuresis es una palabra derivada del griego que significa “orinar”, “hacer aguas”. Su definición no está exenta de problemas debido a que se trata de una cuestión evolutiva, es decir se modifica con la edad

Según el DSM IV podemos hablar de enuresis si el niño cumple los siguientes criterios diagnósticos:

A. Emisión repetida de orina en la cama o en las ropas (involuntaria o intencional)

B. La conducta es clínicamente significativa manifestada por su frecuencia de dos veces a la semana durante por lo menos tres meses consecutivos o por la presencia de un malestar clínicamente significativo o deterioro en el área social, académica (ocupacional) y otras áreas significativas de funcionamiento.

C. Una edad cronológica de por lo menos 5 años (o nivel de desarrollo equivalente)

D. La conducta no se debe exclusivamente al efecto fisiológico directo de una sustancia (por ejemplo, un diurético) o una condición general (por ejemplo, diabetes, espina bífida, o trastorno de talla).

Por lo tanto, cuando hablamos de enuresis, nos referimos a la enuresis funcional y no a la orgánica.

La enuresis ha sido clasificada, según su duración, en enuresis primaria y secundaria. La enuresis primaria es aquella en la que el niño no ha conseguido nunca el control voluntario de la micción, mientras que la secundaria el niño ha adquirido el control durante un tiempo, al menos durante 6 meses, y después vuelve a orinarse.

En función de la frecuencia podemos hablar de enuresis regular y enuresis esporádica. En la primera el hecho de mojar la cama es un suceso habitual y cotidiano, y en la segunda ocurre de forma intermitente. También podemos hablar de enuresis diurna, cuando la incontinencia tiene lugar durante el día y el niño está despierto y nocturna cuando la micción se realizado por la noche cuando el niño está dormido.

La persistencia de la enuresis diurna más allá de los cinco años se considera grave, apareciendo más frecuente en niños deficientes y generalmente está asociada a trastornos orgánicos.

2. PREVALENCIA DE LA ENURESIS

El porcentaje de niños con enuresis suele disminuir sistemáticamente con la edad, pudiéndose decir, que un 5% es enurético alrededor de los 10 años, y sólo un 2% a partir de esa edad hasta los 15-16 años. Los estudios también demuestran que la enuresis nocturna es mucho más frecuente que la diurna; especialmente a partir de los cinco años, siendo solo un 2´5%  los enuréticos diurnos. Por este motivo, tanto la evaluación como la intervención psicológica se centran casi exclusivamente en la enuresis nocturna.

En cuanto al tipo de enuresis más importante es la primaria, que la sufren entre un 75-80% de los niños frente a la secundaria que sólo representa un 20 o 25%, siendo más frecuente en los varones que en las niñas.

Como conclusión podemos destacar dos aspectos:

  1. La incidencia de la enuresis está absolutamente ligada y en muy estrecha dependencia con la edad
  2. Está relacionada con el sexo, de  manera que se puede hablar que hay el doble de niños que de niñas  con enuresis

3. CAUSAS DE LA ENURESIS

La enuresis parece ser el resultado de la actuación e interacción de varios factores que actúan de forma diferente en cada niño. Entre ellos, destacan los factores fisiológicos (capacidad funcional, alteración de la respuesta de despertarse y déficit inhibitorio), genéticos, madurativos, de aprendizaje o sociales.

La terapia de conducta incorpora elementos de las teorías fisiológicas, pero a diferencia de aquéllas  enfatiza el papel del aprendizaje en la adquisición de la continencia nocturna. Defiende que el poseer esta habilidad es el resultado de la maduración, de un proceso de condicionamiento cortical y del aprendizaje discriminativo de estímulos internos y externos. En este proceso intervienen tanto mecanismos del condicionamiento clásico como del operante.

Es decir, se entienden la enuresis nocturna como déficit de aprendizaje, en la que los enuréticos no llegan a aprender la respuesta de contracción del esfínter durante el sueño porque el control inhibitorio aprendido durante el día no se transfiere a horas del sueño, y/ o porque la cantidad de orina almacenada supera los límites de adaptación del músculo destrusor de la vejiga, no responden al feedback de los estímulos de distensión vesical y por tanto no se despiertan antes de que se dispare el reflejo de la micción.

También  para explicar el proceso de adquisición de la enuresis nocturna; sobre todo secundaria, habría que tener en cuenta las consecuencias sociales de la enuresis, es decir, el reforzamiento social que está recibiendo del medio, así como el entrenamiento (mala instrucción) en la adquisición del control de esfínteres.

4. EVALUACIÓN CONDUCTUAL DE LA ENURESIS

 

La evaluación de la enuresis nocturna incluye la realización de pruebas médicas, una entrevista clínica con los padres y el niño, y la realización de registros y cuestionarios.

4.1. PRUEBAS MÉDICAS

Lógicamente antes de cualquier intervención psicológica es necesario determinar si se trata de una enuresis funcional u orgánica. Esta tarea no es especialmente difícil ya que la enuresis nocturna orgánica es poco frecuente y normalmente los padres demandan ayuda psicológica después de descartar las causas físicas. No obstante, es importante tener en cuenta estas pruebas sobre todo en las enuresis diurnas y mixtas.

 

4.2. ENTREVISTA CLÍNICA

4.2.1. Análisis de la conducta enurética y factores evolutivos

 

En primer lugar conocer si se trata de una enuresis primaria o secundaria. Cuando se trata de una enuresis secundaria, debemos investigar los posibles factores asociados con el inicio del problema (separación de los padres, muerte de un familiar, inicio o cambio del colegio, nacimiento de hermano, etc.). Es importante saber si el niño controla la micción durante el día y si ha adquirido habilidades relativas al control vesical (capacidad para discriminar el nivel de llenado de la vejiga, retener la orina, y retrasar la micción por un tiempo) y si posee además un adecuado control intestinal. También es fundamental evaluar otros aspectos del desarrollo y que consecuencias  tiene para  el niño el hecho de mojar la cama o tener la cama seca.

4.2.2. Historia familiar de la enuresis

Saber si otros miembros de la familia (padres, hermanos) han tenido el mismo problema permite conocer las actitudes y expectativas de los padres respecto a la posible solución de la enuresis y así poder cambiar aquellas ideas erróneas que intercedan en la intervención. Esto nos permite prevenir posibles abandonos durante la fase de tratamiento.

4.2.3. Tratamientos anteriores y medios utilizados para solucionar la enuresis

 

El conocer por qué han fracaso otros tratamientos nos ayuda a planificar de forma más adecuada nuestro programa de intervención. Igualmente es muy útil saber que métodos han llevado a la práctica los padres para ayudar a sus hijos a resolver el problema de la micción y explicarles por qué no han funcionado. Por ejemplo: despertarlos para que orinen,  limitar la ingestión de líquidos, ponerles pañales o bragas de plástico, etc.

Dada la importancia que se da a la respuesta de despertarse en el tratamiento conductual, es interesante preguntar al niño si se suele despertar de forma espontánea para ir al baño, si se despierta cuando está mojado o se despierta cuando hay ruidos fuertes.

 

 

4.2.4. Existencia de otros problemas psicológicos

 

Debemos evaluar la coexistencia con otros trastornos como el miedo a la oscuridad, a los ruidos o los terrones nocturnos, puesto que éstos pueden aparecer previamente o a la vez que el de la enuresis y estar interfiriendo directamente en el problema. Cuando el niño padece el trastorno durante años es posible que en muchos casos las relaciones sociales sean deficitarias y sea por tanto objetivo de nuestro futuro tratamiento.

4.2.5. Entorno familiar

 

Es fundamental conocer que tipo de relación que existe entre los diferentes miembros de la familia, el tiempo que los padres están con sus hijos, así como el grado de concordia entre ellos.

4.2.6. Condiciones de habitad

 

Necesitamos saber las condiciones de la vivienda respecto si al niño duerme solo o no, si puede acceder desde su cama al interruptor de la luz, si el baño está cerca del dormitorio, etc. para así modificarlas antes del tratamiento.

4.2.7. Factores motivacionales

 

Es útil conocer la motivación tanto de los padres como del niño para resolver el problema, y sobre todo, la actitud del niño ante la enuresis, si se siente avergonzado o triste, si desea de dejar de hacerse pis o se muestra indiferente.

 

4.3. REGISTROS CONDUCTUALES

 

La frecuencia de enuresis se obtiene registrando el número de noches mojadas y el número de micciones durante la noche. Para poder regístralo el niño debe dormir sin pañales o bragas de plástico. El número de noches mojadas es el registro más utilizado y deben realizarlo tanto los padres como el niño.

Por otro lado, para poder medir la capacidad funcional de la vejiga es necesario conocer la cantidad máxima de orina evacuada, cantidad media y frecuencia de micción diurna. Por lo que el niño debe registrar las veces que orina mientras está despierto y la dificultad para  demorar la micción.

De gran interés para los clínicos resulta registrar la respuesta de despertarse espontáneamente durante la noche.

Al tener que registrar tantas cosas y con el fin de no cansar a los padres en exceso, es aconsejable realizar todas estas observaciones al mismo tiempo.

4.4. ESCALAS Y CUESTIONARIOS

Puesto que una actitud de intolerancia materna ante la enuresis es un buen predictor del abandono prematuro del tratamiento, se ha diseñado escalas como Escala de Tolerancia Materna (ETM) de Morgan y Young en 1975, que recoge una serie de afirmaciones sobre la actitud de las madres sobre el problema.

5. TRATAMIENTO DE LA ENURESIS

El tratamiento conductual de la enuresis nocturna se desarrolla a partir de tres procedimientos básicos:

a) El método de la Alarma (Mowrer y Morwer, 1938)

b) El Entrenamiento en Retención (Kimmel y kimmel,1970)

c) El Entrenamiento en Cama Seca (Azrin,Seed y Fox,1974)

 

a) Método de la Alarma

 

El método  de la alarma ante la orina o Pipi-Stop es el tratamiento más utilizado para corregir la enuresis nocturna. Su objetivo es despertar al niño e interrumpir la micción  pocos segundos después que ha comenzado a orinar, momento que  fisiológicamente coincide con una distensión vesical intensa y con la relajación del esfínter externo. Puesto que al despertar la evacuación no ha terminado, el niño se levantará para terminar de hacer pis en el baño. Repitiendo esta secuencia un cierto número de veces, se logrará una asociación entre la distensión vesical y el acto de despertarse e inhibir la micción. (Condicionamiento clásico)

b) Entrenamiento en Retención

 

El entrenamiento en retención tiene como objetivo dar una respuesta terapéutica a la teoría de que la enuresis nocturna es consecuencia de una vejiga funcionalmente disminuida. Esta idea se apoya en el hecho de que los niños enuréticos orinan más veces, expulsan una cantidad de orina menor en cada ocasión y presentan una urgencia mayor de micción.

El entrenamiento se lleva a cabo durante el día y se inicia instruyendo al niño para que avise a sus padres cuando sienta ganas de hacer pis, en ese momento se le anima a retener la orina. Tras el tiempo fijado (varios minutos) se refuerza su capacidad de retención y se le permite hacer pis. Se repiten los ensayos hasta que el niño vaya incrementado el tiempo de espera. Para poder realizar este entrenamiento debemos dejar que el niño beba libremente e incluso animarle para que consuma una mayor cantidad de líquidos.

c) Entrenamiento en Cama Seca

 

El entrenamiento en cama seca se desarrolla a partir del  paradigma de aprendizaje operante. Cree que en la adquisición del control de esfínteres los factores sociales y motivacionales tienen un papel tan importante como la estimulación vesical.

El entrenamiento en cama seca se lleva a cabo en tres fases: una noche de entrenamiento intensivo, una fases de supervisión post-entrenamiento que se mantiene hasta que el niño consigue sietes noches secas consecutivas y la última denominada rutina normal, que dura hasta conseguir otras siete noches secas.

 

Resumiendo podemos decir que los componentes activos en el tratamiento de la enuresis nocturna son: la alarma ante la orina, (Pipi-Stop) el sobre-aprendizaje (ingestión de líquidos), la práctica positiva, el entrenamiento en limpieza y el despertar sistemático.

Isabel Carrasco Cabeza, Psicóloga Especialista en Psicología Clínica del Area de Asistencia Psicológica en la Infancia

27 comentarios
  1. Avatar

    hola ,tengo un hijo de 7 años,que nacio de 26 semanas de gestacion, generalmente todas las noches se orina ya van a hacer 4 años.el pediatra me dijo que tenia enuresis pero que solo se iba acurar,y a mi sinceramente la situacion me preocupa muchisimo el tema que si no se cura?y si necesita tratamiento? la verdad necesito ayuda y azesoramiento profesional.tengo miedo a recurrir a tratamientos que lo hagan sufrir ,y no quiero resignarme a que mi hijo tenga este problema mas aun cuando sea grande.

  2. Un niño de 7 años ya debería controlar la orina nocturna sin ningún problema. Cuando no puede hacerlo es aconsejable que se ponga en tratamiento. El tratamiento de la enuresis diurna primaria desde el modelo cognitivo-conductual no supone ningún sufrimiento para el niño, todo lo contrario es como un juego para ellos. Se trata de enseñar al niño a través de ejercicios a controlar su esfínter y a reforzar y motivarle para que los realice hasta conseguir “noches de cama seca”. Es una intervención rápida, en 4 o 5 sesiones de una hora de duración con el niño y los padres se consiguen resultados extraordinarios. Te invito a que lo intentes y veas como en poco tiempo tu hijo deja de mojar la cama.
    Un cordial saludo
    Isabel Carrasco

  3. Avatar

    hola tengo un niño de 8 años y no controla sus ganas de hacerse pis y de la popo y yanose que hacer que puedo hacer o que tratamiento seguir ayudenme porfavor

    • Hola Elena, entiendo que cuando dices que tu hijo no puede controlar el pis, te refieres a que no puede hacerlo durante la noche mientras duerme. En este caso, es importante para el tratamiento saber si nunca ha controlado o si le ocurre desde hace un tiempo concreto. Dependiendo de la respuesta la intervención con el niño es diferente.
      Me imagino que con “popo” te refieres a la caca. Si tu hijo también tiene un problema de encopresis es necesario evaluar de forma más detallada el por qué de las dificultades del control de esfínteres del niño. Ambas cosas es una situación más excepcional.
      Un cordial saludo

  4. Avatar

    Buenas, mi hijo de cinco años y medio puede pasarse cinco meses sin orinarse de noche y de repente orinarse una o dos veces en el me sigueinte. Esta situaciñon le averguenza mucho y no sabemos como poder ayudarle. Cabe estacar que durante el día aguanta las ganas de orinar durante muchas horas, sólo va al baño cuando está a punto de reventarle la vejiga. Gracias.

    • Sí sólo se hace pis un día o dos al mes no es clínicamente significativo para un niño de esa edad. Para ayudarle le tenéis que quitar importancia al suceso y dar tiempo a que termine de controlar totalmente. Si el niño aguanta mucho durante el día quiere decir que su vejiga es capaz de estar llena y soportar la presión sin necesidad de ir al baño. Eso nos indica cierto control de esfínteres. Creo que tenéis que esperar un poco, es probable que controle en un breve periodo de tiempo.
      Un cordial saludo
      Isabel

  5. Avatar

    Hola: mi hijo de 16 años se hace pis todas las noches, incluso más de una vez; hemos probado de todo: pipi-stop (no se despierta cuando suena), fármacos, despertarlo de noche para que vaya al baño, hipnosis, …
    Estamos desesperados y ya no sabemos a dónde acudir; esto le condiciona su vida social, ya que no puede acudir a campamentos ni viajes. ¿Qué más podemos hacer?

    • Hola, entiendo que si vuestro hijo con 16 años continúa haciéndose pis en la cama, sea un problema que condicione su vida. Yo os aconsejo realizar un tratamiento cognitivo-conductual para eliminar el problema de enuresis. Su eficacia está científicamente demostrada y es una intervención relativamente rápida.
      Un saludo

  6. Avatar

    hola me pareció muy interesante el articulo pero se surgió una duda ya que la Escala de Tolerancia Materna (ETM) no la conozco y no la eh podido encontrar… me podrías decir donde la puedo hallar. Gracias saludos..

    • Hola me alegro que te gustase el artículo. Con respecto a la escala es posible que la puedas comprar en la empresa Tea ediciones.
      Un cordial saludo
      Isabel

  7. Avatar

    Hola, mi hija de 3 años se hace pis y caca durante el día, nunca ha llegado a controlarlo durante más de 1 mes. Es incapaz de decir que tiene ganas de ir al baño, pero si que se pone la mano delante para augurar que se lo está haciendo, entonces lo llevo corriendo al baño y hace pipi. Con la caca es diferente, cuando tiene ganas se esconde en algún rincón sin decir nada, cuando me doy cuanta ya es demasiado tarde. En el cole cuando se hace pipi tengo que ir yo a cambiarlo, en un día puedo ir 3 veces. Recibe mucha atención por mi parte, no trabajo y paso todo el día con ella. He pensado en hacer un registro de la conducta, pero realmente no se que poner ni como distribuir los refuerzos positivos, ni si valorar las veces que pide hacer pipi o cuando lo hace en el baño. Un saludo

    • Tu hija es muy pequeña no se puede de decir que sufra ningún trastorno de eliminación. Para poder hablar de trastorno con la caca hay que esperar hasta los 4 años y con el pis hasta mínimo los 5 añas. Creo que tienes que entrenar a tu hija en hábitos adecuados de eliminación, tanto con el pis como con la caca. Esto No supone hacer un registro de cuando la niña se hace pis sino reforzar las conductas que se van acercando a una conducta adecuada de control en los hábitos de higiene de hacer pis o caca

  8. Avatar

    Hola te agradeceria, me pudieras recomendar bibliografia para el tratamiento cognitivo conductual en casos de enuresis

    • Hola Lizeth , te mando la bibliografía sobre enuresis que me pediste. Espero que te sea de utilidad

      BIBLIOGRAFIA SOBRE ENURESIS Y ENCOPRESIS

      Bragado, C. (1994). Enuresis Infantil: un problema con solución. Madrid- Eudema
      Bragado, C. (1990). “Evaluación y tratamiento de un caso de encopresis secundaria”. En Méndez y Mácia (Coords.) Modificación de conducta en niños y adolescentes.Libro de casos. Madrid Pirámide
      Bragado, C. (2001). Encopresis. Madrid Pirámide
      Cáceres, J. (1982). Como ayudar a su hijo si se hace pis en la cama. d Madrid SigloXXI.
      Cobos, P López, C. (1992). Un caso de enuresis-encopresis. Análisis y Modificación de Conducta, 60, 577-595
      Llavona, L.( 1990). “Tratamiento de un caso de enuresis primaria”. En Méndez y Maciá. Modificación de conducta en niños y adolescentes.Libro de casos. Madrid Pirámide
      Luciano, M. C. y Gómez, I. (1994). Encopresis: un análisis conceptual dirigido a la prevención y el tratamiento. Apuntes de Psicología, 40, 21-36
      Jiménez Hernandez,M. (1997). “Enuresis” y “Encopresis” . En Jiménez (Comp): Psicopatología Infantil. Málaga Aljibe
      Pou J. García-Tornel, Gaspa J.(2005).Enuresis Nocturna. Clin Pediatr.
      Simón, M.A, y Lara, M.J. (1996). Técnicas de intervención psicológicas en trastornos defecatorios. Nuevas alternativas terapéuticas. Madrid Biblioteca Nueva
      Toro, J. (1992). Enuresis causas y tratamiento. Barcelona Martínez Roca
      Valancogne, G. (1995). Reeducación en coloproctología. Barcelona Masson
      Vicente,E. Caballo (2005) en manual para la evaluación clínica de los trastornos psicológicos: evaluación de los trastornos de la eliminación de Souza Conte,F. Ingberman .Y. y Brandao F. Madrid Pirámide
      Un cordial saludo

  9. Avatar

    tengo una sobrina que tiene 7 años de edad, y la pobre niña tiene problemas de adenoides, problema de lenguaje, ademas no controla la orina durante la noche, y me parece muy raro que orina hasta 6 veces en la noche, durante el dia tambien orina muy seguido pero ahi no hay problema por que se va al baño, pero durante la noche no se recuerda, la levantan en peso para sentarla en la basenilla, fijese si se acuesta a las 8, a las 9 ya que que despertarla, de ahi nuevamente a alas 9 a9.30, y es un trabajo tremendo para la madre, ya que no puede descansar normalmente, se queda dormida para llevarla a la escuela, y son de escasos recursos, ademas que es madre soltera, apesar que hace 6 meses recibe gratuitamente terapias de lenguaje, pero creame que entre el tabajo y las malas nochesya no puede, ademas que la noto muy cansada, por el trajinary ella tiene 24 años, guieme como podemos alivianar esa carga tan pesada

    • Hola Monika , creo que la forma de ayudar a esta niña es pedir que se ponga en tratamiento para poder controlar el pis durante la noche. Normalmente es un tratamiento rápido y no muy difícil para los padres y para los niños. Posiblemente si es una enuresis primaría necesitará el pipi-stop. Es un aparato muy eficaz y con muy buenos resultados.
      Un cordial saludo
      Isabel

  10. Avatar

    tengo una niña de 5 años y medio y aun no controla la orina, estuvo 6 meses con la psicologa dio que es enuresis secundaria ya que si controlaba hasta que nacio su hermanita pero de eso ya tiene 2 años y aun no puede controlar la orina, cuando tiene ganas se queda sentada y no va al baño. Ya le hemos dado premios, le hemos quitado privilegios y demas ya no se como manejarlo, los 6 meses con la psicologa no dieron mucho resultado AYUDA…

    • Hola Cyntia yo te aconsejo que busques otra psicóloga, en general una enuresis secundaría es relativante fácil eliminarla. Solamente es determinar cuál es tratamiento adecuado.

  11. Avatar

    tengo una niña de 9 años, se orina todas las noches hasta dos veces, he probado casi de todo, levantarla con horario, limitacion de liquidos, hablarle cundo esta dormida, que escriba en un papel antes dormir “voy a amanecer con la cama seca” etc, nada funciona… ayuda por favor solo me falta pistop pero he leido que ha veces falla, que puedo hacer ?? gracias
    cecilia

    • Hola Cecilia, con las técnicas que están empleando es imposible que tu hija deje de hacerse pis, te invito a que releas el artículo, en el aparecen algunos consejos como precisamente no limitar los líquidos a los niños con enuresis. De todas formas, y teniendo la frecuencia de cama mojado durante la noche como la de tu hija yo te aconsejo que visites un psicólogo que te oriente como hacer la intervención. Un saludo

  12. Avatar

    Hola,tengo una niña de 3años y 7 meses dejo el pañal a los 2años y 4 meses y controlaba muy bien sus esfinteres,pero desde hace un mes atras empeso a orinarse en su ropa una vez ala semana pero siempre viendo television en mi cama, pero desde hace 4dias atras se orina hasta 8 veces al dia solo cuando esta en casa y ahora no solo lo hace en mi cama si.n tambien jugando en la sala o pintando o cuando come y solo de dia no veo que sienta pena cuando le pregunto porque se hizo pis me dice que se salio y ya,ella no habla claro asi que cuando da respuestas no la entiendo mucho.la lleve con el pediatra le mando un examen de orina y no.salio nada.En casa estos dos ultimos meses pasamos.por momentos muy dificiles,ella presencio una discusion muy fuerte;una noche tuvo un incedente en un parque donde le apagaron la luz y quedo en la oscuridad unos segundos pero a raiz de eso le tiene miedo a la oscuridad y antes no era asi tb se le hablo de tener un bebe en casa ella no lo quiere ayuda porfa.Gracias

    • Hola Triny, está claro que el problema de tu hija es una Enuresis Diurna provocada por situaciones estresantes para ella. Son muy poco frecuentes las enuresis diurnas de etiología orgánica. Por tanto, yo te aconsejo que refuerce el no hacerse pis durante el día y se trabaje con ella ese miedo a la oscuridad y que la niña vea las ventajas que tiene ser la hermana mayor en el caso que tenga un hermanito.

      Un saludo.

      Isabel Carrasco

  13. Avatar

    tengo un hijo de 10 años tiene como un año que cuando juega o se rie en la escuala o en la casa se orina quiero saber que problema tendra

    • Posiblemente no tenga ningún problema, simplemente que cuando está jugando le resulta más reforzante continuar jugando que ir al baño. No obstante, si piensas que puede tener algún problema físico que le impide controlar la micción haz que le hagan hay un análisis médico.
      Un saludo

  14. Avatar

    Hola.Tengo una niña de 10 años que sigue con eneuresis primaria y con la que hemos probado de todo.En un principio nos dijeron que tenía la vejiga pequeña nos dieron unas pastillas para la noche.Probamos en varias ocasiones el pipi stop pero como se hace varias veces es un rollo pues las cintas se mojan y no valen para la segunda vez.En otra revisión nos dijeron que la vejiga estaba normal En fin este curso va una semana de campamento y aunque se pone bragas por la noche necesitamos con urgencia solucionarlo pues hasta ella misma lo piensa y además luego la ropa que se moja es un problema.Existe algún metodo que resulte.Un saludo.

    • Hola Ana, claro que hay métodos útiles y rápidos para corregir la enuresis primaría. Es de los tratamientos más fáciles que existen en los problemas infantiles.
      Normalmente se utiliza; como seguramente has leído en el artículo, tres tipos de técnicas paralelamente. Hay que entrenar al niño a reforzar los esfínteres, se utiliza también el pipi-stop (que por cierto, no entiendo lo que dices de las cintas que se mojan y no valen para una segunda vez) creo que no hablamos del mismo aparato. El que se usa no tiene cintas. (mirar el pipi-stop de tea ediciones) y también se utilizan técnicas operantes para reforzar el aprendizaje.
      Te aconsejo que acudas a un psicólogo infantil experto en terapia de conducta. Él sabrá fácilmente orientarte.
      Un saludo

  15. Avatar

    Hola tengo un niño con casi 7 años, no controla el pipi nocturno porque dice que no nota nada, que no se da cuenta. Durante el día hace muchas veces pipí y si está jugando o viendo la televisión hay veces que se le escapa. La pediatra aconseja esperar un poco más, pero yo estoy preocupada. Podría aconsejarme por favor.Gracias, un saludo.