LA INTERVENCIÓN CLÍNICA EN EL TDAH. UNA LABOR DE EQUIPO

Departamento Infantil  (CINTECO)

Existe un consenso Internacional ya desde el año 2004 sobre  las implicaciones clínicas y la intervención en el TDAH como resultado de las investigaciones basadas en la evidencia que se pueden resumir en estos 9 puntos:

  1. El TDAH es un trastorno prevalente y crónico, asociado a una mala evolución durante la infancia, y también en la edad adulta, en los casos no tratados. En la mayoría de los casos, la evolución negativa asociada a una falta de tratamiento es mucho más importante que los riesgos asociados al tratamiento.
  2. La comorbilidad con otros trastornos de salud mental es alta y se requiere un diagnostico diferencial.
  3. El TDAH requiere de un diagnostico temprano y cuidadoso. La valoración debe cubrir múltiples dominios y debe contar con múltiples personas informantes.
  4. Los aspectos hereditarios, los datos de neuroimagen y las respuestas observadas a los agentes de la farmacoterapia respaldan la sugerencia de que el TDAH es una enfermedad mental con componentes biológicos importantes.
  5. Existen tratamientos efectivos para el TDAH, aunque su eficacia no va mas allá del periodo durante el cual se administra el tratamiento. En consecuencia el tratamiento debe ser a largo plazo. Un tratamiento óptimo es multimodal: el tratamiento farmacológico con la intervención psicológica. Como primera elección los fármacos eficaces son los psicoestimulantes, y las técnicas psicológicas derivadas del modelo cognitivo conductual
  6. Las opciones de tratamiento sugeridas difieren en función de que haya uno o varios trastornos y, de ser así, en función de cual sea el diagnostico primario. En los casos de TDAH sin un Trastorno de Conducta (TC) comorbido, se sugiere la intervención psicológica como adyuvante importante para la medicación psicoestimulante. (En algunos países, el tratamiento psicológico se considera el tratamiento de primera línea para los casos mas leves de TDAH que no llegan a cumplir los criterios, y la medicación se considera entonces un apoyo importante para los que no responden de manera óptima). En los casos de TDAH y TC comorbido, la opción de tratamiento sugerida es la combinación de fármacos y terapia cognitivo conductual. En los casos de TC primario, resugiere la intervención psicológica como opción de primera línea y se contempla el uso de risperidona como tratamiento adicional en los casos de agresión/impulsividad persistente e intensa.
  7. Cuando se emplea la medicación psicoestimulante, se sugiere utilizarla con una cobertura de todo el día. Usar preparados de acción prolongada. Los tratamientos farmacológicos requieren de un ajuste cuidadoso y una vigilancia médica para obtener un equilibrio optimo entre los perfiles de eficacia y de tolerabilidad. Para ello hay que coordinarse y obtener datos de los efectos en su sintomatología tanto en casa como en el colegio.
  8. El cumplimiento y la eficacia a largo plazo son más probables cuando todas las personas involucradas (niño, adolescente, padres y maestros) intervienen tanto en la evaluación como en el tratamiento. La motivación de los pacientes y sus familias para continuar con el tratamiento durante toda la adolescencia no siempre tiene éxito.
  9. Es necesario un seguimiento regular a largo de todo el plazo para mantener la motivación y supervisar la eficacia del tratamiento, los efectos secundarios y los cambios en el diagnostico.

Tratamiento multimodal prolongado en el tiempo:

  • Psicofármacos mas intervención psicológica: técnicas cognitivas conductuales
  • Intervención en todos los ámbitos: familia, colegio y niñ@/adolescente
  • Una labor de equipo.

Donde cada uno tiene su propia parcela, labor y cometido y donde la coordinación es fundamental. Para conseguir este trabajo conjunto creemos básico e imprescindible que todos los profesionales de la salud y de la enseñanza así como todos los afectados tengan como primer paso una formación que les capacite para:

  1. Conocer el trastorno: sus características y sus causas ( biológicas y psicológicas subyacentes que los explican )
  2. Eliminar falsas creencias y falacias sobre el mismo
  3. Saber las dificultades propias del TDAH que impiden el aprendizaje de ciertas habilidades de autocontrol y de inhibición que explican las dificultades en la generalización y el mantenimiento, de ahí la necesidad de trabajar en todos los contextos ( casa, colegio y niñ@/ adolescente) para la consecución de resultados positivos
  4. Tener una buena información sobre el tratamiento farmacológico
  5. Conocer las técnicas cognitivas conductuales apropiadas y eficaces para el TDAH

De esta forma se consigue una PROFESIONALIZACION de los agentes socializadores (padres, hermanos, colegio…) necesaria para las ayudas que los niñ@s con TDAH necesitan.

1 comentario
  1. Avatar

    muy interesante y estoy de acuerdo que debe ser un gran equipo donde todos esten muy interesados y dispuestos

Cinteco en los medios

abc
cope
el_confidencial
el_mundo
el_pais
es_radio
la_vanguardia
mia
tve

Contacto

Pza. del Marqués de Salamanca nº 10, bajo dcha. 28006 Madrid
Tel. 91 431 21 45
Fax 91 575 40 07