TDAH EN ADULTOS

TDAH EN ADULTOS

El trastorno por déficit de atención (TDAH), es uno de los más conocidos, y desconocidos al mismo tiempo, hoy en día. Es un trastorno de carácter neurobiológico que implica la presentación de una sintomatología de hiperactividad, impulsividad y/o déficit de atención.

Aunque desde el nacimiento se presenta estas dificultades en muchas ocasiones la sintomatología no llega a repercutir de una forma significativa hasta que la persona se enfrenta a una carga académica o laboral que le exige unos recursos de atención o concentración superior a los que puede ofrecer. Por ello, un número importante de personas adultas acuden a la consulta con dificultades compatibles con este trastorno y que hacen necesaria su evaluación.

 

¿Qué sintomatología puedo observar en mi vida para plantearme que pueda tener TDA-H?

 

Centrándonos en el área de la inatención, ¿Cuáles son las señales que podemos observar en nuestro día a día para saber si tenemos dificultades en el área de la atención?

  • Si caigo a menudo en errores en las tareas del trabajo por descuidos en los detalles, por pasar por alto alguna indicación, por no realizar con precisión un trabajo…
  • Si me resulta muy costoso realizar tareas que demanden mi atención durante un tiempo prolongado, por ejemplo, en clase, una conversación, una reunión o una lectura prolongada.
  • Si al estar hablando con alguien esa persona tiene la sensación de que no le estoy escuchando o percibo que pierdo el hilo de la conversación durante un tiempo significativo, aunque no haya habido nada que me distraiga.
  • Si cuando me dan instrucciones me resulta muy costoso seguirlas sin olvidar alguno de los pasos que me han indicado o si al iniciar una tarea me distraído rápidamente y me pongo a hacer otra cosa.
  • Si a la hora de gestionar tareas que requieren diferentes pasos o a la hora de ordenar tareas y prioridades me cuesta mucho cumplir los plazos, seguir el orden o incluso llegar a determinar el orden que quiero.
  • Si me resultan muy desagradables las tareas que me suponen un esfuerzo mental mantenido e intento escapar de ellas, como quehaceres domésticos, realizar informes, revisar artículos largos, etc.
  • Si tengo problemas vinculados a perder cosas importantes para mis tareas o actividades, por ejemplo, materiales escolares, lápices, libros, instrumentos, cartera, llaves, papeles de trabajo, gafas, móvil…
  • Si los estímulos externos o mis pensamientos me distraen con mucha facilidad y me impiden hacer las tareas que deseo.
  • Si me olvido con frecuencia de actividades cotidianas, por ejemplo, hacer las tareas, hacer las diligencias, devolver las llamadas, pagar las facturas, acudir a las citas.

 

Y si nos fijamos en el área de hiperactividad e impulsividad, ¿Cuáles son las señales de alerta?

  • Si me cuesta controlar en momentos de enfado lo que digo a otras personas o tengo momentos de agresividad.
  • Si con frecuencia me resulta muy complejo dejar las manos o los pies quietos, tengo mucha necesidad de retorcerme en el asiento o de mover alguna parte de mi cuerpo.
  • Si en mitad de una situación que me requiera estar sentado mucho tiempo, como en la oficina o en una clase, me levanto a pesar de lo que se espera de mí.
  • Si me noto muy inquieto en mi día a día. Soy incapaz de estar, o me siento incómodo, estando quieto durante un tiempo prolongado, como en restaurantes, reuniones.
  • Si los otros me han comentado que estoy intranquilo o han percibido que me resulta difícil seguirles.
  • Si me resulta muy complejo focalizarme en actividades recreativa o juegos que no requieran de movimiento.
  • Si me cuesta ajustarme al hablar y con frecuencia hablo excesivamente.
  • Si en las conversaciones me resulta complejo esperar el turno de conversación, a que el otro concluya la pregunta o la frase, terminándolas por ellos o con frecuencia respondo inesperadamente
  • Si percibo muchas dificultades a la hora de esperar mi turno, por ejemplo, mientras espero una cola.
  • Si me meto en conversaciones ajenas sin darme cuenta, si me inmiscuyo en los juegos o actividades de otras personas
  • Si interrumpo o utilizo cosas de otras personas antes de recibir su permiso.

 

Para hablar de diagnóstico de TDAH, también es importante rastrear nuestras primeras etapas evolutivas y ver si algunos de los síntomas ya estaban presentes antes de los 12 años.

Es posible presentar dificultades exclusivamente de inatención, hiperactividad-impulsividad, o una combinación de ambas. De modo que podemos sentirnos identificados con solo una de las partes o con ambas.

Una vez que tenemos clara la sintomatología asociada a este diagnóstico, es importante hacernos la siguiente pregunta: ¿es solo una cuestión de niños/adolescentes? La respuesta claramente es NO, también es un trastorno que se presenta en adultos.  Hay que tener en cuenta que antiguamente no se tenían tantos conocimientos sobre este trastorno y aunque muchos niños presentaban esta sintomatología, ni en los colegios ni los familiares se planteaban realizar una evaluación. Actualmente, el diagnóstico de TDAH es el trastorno psiquiátrico predominante en la infancia y adolescencia y está comprobado que su origen es altamente hereditario, por lo que es muy probable que uno o ambos padres de un niño con este diagnóstico presente o haya presentado una sintomatología similar.

Por ello, la última pregunta a la que llegamos es: ¿qué debo hacer si soy adulto y presento la sintomatología descrita previamente? Actualmente existen pruebas diagnósticas específicas para adultos, por lo que se puede realizar una evaluación para descartar dichas dificultades. Esta batería consiste en una serie de pruebas neurocognitivas objetivas, suele tener una duración de 3 o 4 horas y nos ayudará a saber si la persona presenta dificultades de atención selectiva o sostenida, concentración, velocidad de procesamiento o un control inhibitorio inadecuado. Y, por tanto, con dichas pruebas se podrá determinar si la persona presenta un diagnóstico de TDAH y si es así se darán las recomendaciones oportunas de cara al tratamiento.

Deja una respuesta

8 + diez =

Cinteco en los medios

abc
cope
el_confidencial
el_mundo
el_pais
es_radio
la_vanguardia
mia
tve

Contacto

Pza. del Marqués de Salamanca nº 10, bajo dcha. 28006 Madrid
Tel. 91 431 21 45
Fax 91 575 40 07