Menores atrapados en la pesadilla del ‘sexting’

“El menor que es víctima de una imagen de sexo se siente humillado”

Antonia Muntada Tarrats, psicóloga

Niños atrapados en el sexting¿Cómo podemos detectar si nuestra hija o hijo ha sido víctima de sexting?

Hay indicadores que nos pueden ayudar. Disminuye su rendimiento académico, le cuesta más prestar atención y concentrarse, su estado de ánimo es muy variable y suele aislarse para ocultar la situación.

¿Y cuando son los hijos los agresores?

En estos casos observamos un patrón de conducta agresivo en el núcleo familiar y con los compañeros. Hay una total falta de empatía y mucha dosis de intolerancia.

El teléfono móvil es el arma perfecta para grabar y difundir esas imágenes. ¿Cuándo hay que proporcionar ese aparato a los hijos?

Es difícil poner una edad. El momento adecuado depende de la madurez del adolescente; en otras palabras, cuando los padres consideran que esa hija o ese hijo está capacitado para comprender el buen uso del teléfono móvil. Antes de dar ese paso debe sellarse un compromiso en firme con el adolescente. Dejarle muy claro dónde están los límites y también que los padres siempre puedan supervisar su actividad con ese aparato.

¿Se ha adelantado la edad en el consumo de imágenes de sexo?

Sí, sin duda. Los avances tecnológicos facilitan nuevas formas de interacción social, y la difusión masiva de contenidos eróticos se acelera. Los adolescentes consumen ahora más imágenes de sexo a edades más tempranas. ¿Y cuando son ellos los que hacen correr sus propias imágenes? No son conscientes de los riesgos y raras veces piensan en repercusiones futuras. Actúan sin pensar en lo difícil que puede resultar después eliminar esas imágenes de la red.

¿Cómo reaccionan cuandose percatan del error?

El adolescente víctima del sexting reacciona con estupor y vergüenza cuando ve que su imagen se distribuye sin control. Entonces es cuando se siente humillado e indefenso. Eso le provoca un gran sufrimiento emocional por no poder controlar la situación.

¿Cómo interpreta un menor todo ese contenido sexualque tan poco le cuesta encontraren la red?

Más bien lo malinterpreta. La lectura que realiza de lo que ve en la red es experimentado por él como un juego, sin ser
consciente de que realmente desconoce las reglas que rigen ese mundo. Y lo utiliza para hacer amigos, para ligar. Para  él es un juego divertido. Sin embargo, ignora que en realidad está desprotegido y sólo es consciente de los peligros  cuando sus propias imágenes se difunden sin que nadie pueda detener ya ese proceso.

¿Pueden los padres evitar que sus hijos entren en ese mundo a edades tan tempranas?

Los padres deben conocer bien a sus hijos, sus amistades, sus intereses y los sitios web que consultan, dedicar tiempo a
estar con ellos, animarlos a realizar actividades sociales gratificantes. Trabajar con ellos sobre la prevención, situar el  ordenador en un lugar visible de la casa, hablarles sobre la importancia de la privacidad para que conozcan y valoren los riesgos. Que eviten compartir mensajes e imágenes de contenido erótico, que no revelen sus datos personales, sus claves a conocidos.

¿Ha habido un incremento de consultas por estos temas?

Sí. La mayoría de consultas están relacionadas con el largo tiempo que sus hijos pasan conectados a las redes sociales.

Artículo en PDF

Artículo de Javier Ricou reproducido con autorización del periódico La Vanguardia en su sección Tendencias.
Página 2 de 212

¿Qué opinas? Dínoslo

Boletín

Please wait

Cinteco en los medios

abc
cope
el_confidencial
el_mundo
el_pais
es_radio
la_vanguardia
mia
tve

Contacto

Pza. del Marqués de Salamanca nº 10, bajo dcha. 28006 Madrid
Tel. 91 431 21 45
Fax 91 575 40 07